Un espacio destinado a charlar acerca del cine, saboreando una taza de café (puede que más), sentados en torno a una mesa. Por el simple gusto de hablar por hablar acerca de una pasión compartida por una reducida infinidad, así nomás como son estas cosas.

Bienvenidos a mi hogar. Entren libremente. Pasen sin temor. ¡Y dejen en él un poco de la felicidad que traen consigo!

sábado, 14 de agosto de 2010

ESCALERAS, ESCALERAS, ESCALERAS (2 DE 2)



"Cariño, tenemos escaleras...".
Walter (Tom Hanks) a Anna (Shelley Long) en "Esta casa es una ruina" ("The money pit", Richard Benjamin, 1987).


Antes de proseguir con la segunda parte del especial dedicado a las escaleras en el cine permítanme que ponga un poco de música a modo de acompañamiento para las imágenes.









Las imágenes anteriores corresponden a las siguientes películas:
  • "Cautivos del mal" ("The bad and the beautiful", Vincente Minnelli, 1952). Jonathan Shields (Kirk Douglas) y Walter Pidgeon (Harry Pebbel).
  • "My fair lady" (George Cukor, 1964). La llegada de la antes conocida como Eliza Doolittle (Audrey Hepburn) acompañada por el Profesor Higgins (Rex Harrison) al baile de la embajada; la prueba final para constatar el éxito de su experimento.
  • "Forajidos" ("The killers", Robert Siodmak, 1946). La mansión de los Colfax.
  • "Lo que el viento se llevó" ("Gone with the wind", Victor Fleming, 1939). Scarlett (Vivien Leigh) sentada en los escalones de su mansión de Atlanta.
  • "Encadenados" ("Notorius", Alfred Hitchcock, 1946). Aunque mi escena preferida sea la de la fiesta, cuando la cámara se zambulle en el hall para pasar de un plano general a un primerísimo primer plano de la mano de Mrs. Huberman-Sebastian (Ingrid Bergman), la mano en la que oculta la llave de la bodega (en el vídeo enlazado esta escena figura en el minuto 4).
  • "Testigo de cargo" ("Witness for the prosecution", Billy Wilder, 1957). Sir Wilfrid (Charles Laughton) sentado en la silla por la que asciende y desciende la escalera de su casa por consejo facultativo.
  • "El cuarto mandamiento" ("The magnificent Ambersons", Orson Welles, 1942). La segunda película de Welles, terriblemente mutilada por la productora.
  • "Julio César" ("Julius Caesar", Joseph Leo Mankiewicz, 1953). Marco Antonio (Marlon Brando) y Bruto (James Mason) en las escaleras del capitolio.
  • "Un trabajo en Italia" ("The italian job", Peter Collinson, 1969). Mr. Bridger (Noël Coward) es aclamado por los internos de la prisión tras el éxito del golpe.
  • "Muerte entre las flores" ("Miller´s Crossing", Joel Coen, 1990). Leo (Albert Finney) le propina una soberana paliza a Tom Reagan (Gabriel Byrne). Una bellísima película.
  • "El crepúsculo de los Dioses" ("Sunset Boulevard", Billy Wilder, 1950). La última escena en la que Norma Desmond actúa para el señor De Mille descendiendo "la escalera del palacio".



Y fundido a negro...



A continuación las películas sugeridas por los clientes que arriban a este cafetín cinéfilo.


Las imágenes pertenecen a:

  • "El beso de la muerte" ("Kiss of death", Henry Hathaway, 1947). El señor Udo (Richard Widmark) a punto de "desescalonar" (!) a una inválida. Escena (y fotografía) sugerida por Mr. Lombreeze.
  • "La escalera de caracol" ("The spiral staircase", Robert Siodmak, 1945). Película sugerida por Ethan.
  • "Al final de la escalera" ("The changeling", Peter Medak, 1980). Película sugerida por Blas.
  • "Psicosis" ("Psycho", Alfred Hitchcock, 1960). Película sugerida por Elphaba.



NOTA ADICIONAL:
Muchas se quedarán en el tintero:
  • La escalera de Manderley por la que desciende la señora de Winter (Joan Fontaine) vistiendo el vestido confeccionado a partir del cuadro de Rebecca, visión que tanto alterará a Maxim de Winter (Laurence Olivier). "Rebeca" ("Rebecca", Alfred Hitchcock, 1940). Sugerencia del señor Pond, el responsable de el D.B.I. (Departamento de Búsquedas Infructuosas).
  • La escalera de Georgetown en "El exorcista" ("The exorcist", William Friedkin, 1973). Sugerencia de Sacha, nuestro barista particular.
  • La escalera por la que descienden las almas en pena en "Poltergeist" (Tobe Hooper, 1982). Sugerencia de Mr. Templeton, nuestro crítico más cítrico (y viceversa).
  • Tío Willie (Roland Young) desciende la escalera de su mansión aquejado de una fuerte jaqueca por culpa del champán trasegado en la fiesta organizada la noche anterior a la boda de su sobrina; en la película "Historias de Filadelfia" ("The Philadelphia Story", George Cukor, 1940). Sugerencia de G. K. Dexter, quien escribe.


¿Alguna otra sugerencia? Espero las suyas...

14 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Qué buena la de Testigo de cargo.
Y qué peliculón.

BLAS dijo...

¡¡Me ha encantado!!

Esta vez creo, que no se te escapa ninguna... Espera, espera... "La Costilla de Adam", por ejemplo, Hepburn esperando a Tracy sentada en las escaleras despues de una bronca en los juzgados... "Muerte bajo el Sol", una adaptación de una novela de Agatha Christie con unos protagonistas de lujo. O al final de "Pretty Woman", donde juegan un papel trascendental...
La de "Psicosis", "El Exorcista" y "Rebeca" estuve a un plis de decírtelas, pero no quise ser tan machaca... Ahora no he podido reprimirme :S
Lo sé, hoy he sido insoportable....

Tu, genial como siempre Dexter, genial!!

Saludos ultra pedantes :S!!

BLAS dijo...

Ah, me encanta la escena que comentas al principio de Tom Hanks subiendo y bajando en pijama las escaleras con el cubo para el agua en la mano... Es buenísima!! XDDDD

G. K. Dexter dijo...

Mr. Lombreeze.

Naturalmente no diremos nada acerca del final de esta magnífica película, ¿verdad?

Un saludo cinéfilo.

G. K. Dexter dijo...

Blas.

Ja, ja, ja,... Muchas gracias por las aportaciones.

¿Pedante?, ni te imaginas hasta qué punto puede emocionarse en algunas ocasiones el señor Pond cuando se pone a hablar, sobre todo si Sacha pone un poco de Bailey´s en su café con leche).

Para que te formes una idea aproximada bastará con que te diga que me llamó de madrugada, sólo para comunicarme que me había faltado incluir una fotografía de "La huida" ("The getaway", Sam Peckinpah, 1972). Un error imperdonable por mi parte, a su juicio, porque a ambos nos gustan Sam Peckinpah, Ali MacGraw y Steve McQueen. Máxime si tenemos en cuenta que el DBI sí me la proporcionó.
Ni te puedes figurar cuál es el aspecto de un estanque enojado ;)

Renuevo mi opinión de que es un doble placer el leerte y verte por aquí. Y de nuevo muchas gracias por tus elogiosas palabras.

Un saludo cinéfilo desde lo alto de la escalera de caracol que se levanta en la trastienda de El Loro Azul.


P.D.: cada vez que visiono la película de Tom Hanks no puedo contener las carcajadas, tal y como la primera vez que la vi, en el cine de mi villa (será cosa de los recuerdos...).
Como ves en este cafetín los cajones (links) siempre contienen ropa, aunque no se abran.

BLAS dijo...

Jajajajajaaajajaa!!! Yo sí que los abro, siempre que me tomo el tiempo de leer con tranquilidad, que es como me gusta hacerlo, para disfrutar de este blog como merece.
Ya que recordamos "La Edad de la Inocencia"... Michelle Pfeiffer subiendo las escaleras de la mansión a la que había sido invitada parsimoniosamente aun sabiéndose con retraso...?

Un saludo y gracias!!

Elphaba dijo...

Casi mejor que el primer post!! Gracias! Justo me estaba acordando de la escalera de Testigo de cargo cuando he visto la fotografía :D

G. K. Dexter dijo...

Blas.

Me encanta sobremanera esa película, "La edad de la inocencia", y por supuesto también la autora de la novela, Edith Wharton. Por alguna estantería deben andar este libro y alguno más, incluida su biografía. Pero mira tú por dónde no me acordaba de esa escena hasta que no me la has mencionado.
Esta memoria (recuerdo)...

Un saludo cinéfilo.

P.D.: hubo una vez, durante mis tiempos de estudiante universitario, en los que yo también tenía un librero al que le compraba regularmente libros (de las colecciones de RBA). A mí la visita semanal a su establecimiento me producía la misma emoción que a Newland Archer la llegada del envío de su librero europeo ;)
(Y sigo hablando de (buenos) recuerdos).

G. K. Dexter dijo...

Elphaba.

Desde la primera vez que vi esta película se me quedó grabada en la memoria la imagen de sir Wilfrid ascendiendo y descendiendo las escaleras, sentado en la silla mecánica. Cómo para no incluirla en esta selección.
¿Sabes una cosa? Entre tú y Mr. Lombreeze me habéis despertado el gusanillo. Creo que aprovecharé la tarde de fiesta de mañana (hoy) lunes para volver a revisitarla.

Te digo lo mismo que a Blas, quien debe dar las gracias soy yo.

Seguimos leyéndonos.

Un saludo cinéfilo.

P.D.: ¿sólo casi mejor? :D

G. K. Dexter dijo...

Un vídeo aportado" por A*** S***.

Un saludo cinéfilo.

G. K. Dexter dijo...

Blas.

Por cierto, se me olvidaba comentarte que hacía tiempo que no sentía tantos escalofríos como cuando visioné el tráiler de "Al final de la escalera". Y estamos en pleno agosto...

Un saludo cinéfilo.

G. K. Dexter dijo...

Últimas noticias.

El D.B.I. me acaba de entregar una aportación que sólo puedo describir como una joyita. Se trata de "Carta de una desconocida" ("Letter from an unknown woman", Max Ophüls, 1948), basada en una novela corta de Stefan Zweig.
Una película en la que las escaleras gozan de un gran protagonismo.

Para mí hubiera sido un placer incluir un vídeo con la escena en la que Lisa (Joan Fontaine) asciende las escaleras de su casa, filmada con un delicado movimiento de cámara. Sin embargo el señor Pond sólo encontró este vídeo con el comienzo de la película y esta fotografía.

Un saludo cinéfilo.

Elphaba dijo...

Querido Dexter: las cosas sumamente buenas son difíciles de superar, y tú sueles poner el listón muy alto :)

BLAS dijo...

Suscribo lo dicho por Elphaba. Yo suelo sentir algo parecido al placer en solitario del Sr. Archer, cuando me llega algún envio del Circulo de Lectores, Fnac o Casa del Libro que me ha sido imposible encontrar fisicamente... Cómo se enreda ese papel celofan, acaba uno a tijeretazo limpio por mucho que intente ir lentamente en su inicio para que el momento dure más..

Otra aportación para las escaleras, también procedente de My Fair Lady: Eliza dedicándole todo su "encanto" al Prof. Higgins tras una de sus clases... A. Hepburn enfadada es tan magnífica como sonriente...